jueves, 26 de mayo de 2011

FLORECIENDO





Y te paseaste por la penumbra,

marcando el arco que encumbra la franqueza.

En las hojas amarillentas se enfocaron las luces de tu mirada;

mañana es primavera y volverá el color que tus ojos irradian.

Mira que el consuelo volvía de tarde en tarde;

has que el indomable apego repliegue su tristeza.

Amanecer de sentimientos escritos en nubes de colores.

Hay de la sombra escondida en tu árbol favorito,

hay de la risa encumbrada en el acantilado mirando la noche estrellada,

hay del reflejo,

mar turbulento,

refrena su enojo y emana la pasión del azul maravilloso.

Ese día floreciendo en la campiña y la razón contemplando el retrato de la vida.

No hay comentarios: