domingo, 16 de diciembre de 2012

TARJETA DE NAVIDAD

Me levanto y reviso la correspondencia.  Nada ha llegado.  ¿ Cuándo fue la última vez que recibí una tarjeta de navidad?  -Y quiero decir impresa-.  No la tarjeta virtual con música de fondo y árboles navideños, ángeles y toda clase de instrumentos musicales flotando por la pantalla.  Es agradable recibirlas, pero al fin de cuentas me quedo con la tarjeta de Navidad impresa, donde la tinta impregna el papel de emoción y transmite la alegría y el sentimiento de sentir cerca a las personas queridas que con el tiempo hemos perdido de vista.