miércoles, 26 de junio de 2013

WIMBLEDON, EL RITUAL PREVALECE

En la catedral del tenis "Wimbledon" las reglas son estrictas y la vestimenta es una de las preciadas y tradicionalmente valorada etiqueta a la hora de que un jugador ponga sus pies en la cancha.  El verde maravilloso del césped da un marco perfecto para ese blanco fulgurante donde los grandes tenistas del mundo dejan cada punto de su marcador.  Por unos días nos trasladamos a un ceremonial distinguido y orgulloso de prevalecer en el tiempo, donde el mundo entero se convierte en un asistente más de un juego batallando por el mejor y el placer de recibir el trofeo que dejará estampado el nombre del nuevo rey y reina de Wimbledon.  Williams, Sharapova, Murray, Djokovic y el gran Federer vuelven a retomar sus estrategias para demoler a su contrincante y a los asistentes con sus técnicas y brillantes pases.  Pero, sin olvidar, que el ritual merece ser respetado y no olvidado.  Hoy Roger Federer, siete veces campeón de Wimbledon puso a los a los organizadores del evento un poco alterados,  al usar el último modelo de zapatillas "Nike" con suela color naranja.  A pesar de todo las zapatillas se han vendido como pan caliente.