sábado, 30 de agosto de 2014

Divaga en una nube




Ese suspiro enterrado en cada acción de pensar que el tiempo divaga en una nube. 
Nube paseando los resabios de la naturaleza, ese perro encantador moviendo 
su cola y dando fulgor a la llamada del corazón. Esa estrella reflejando la silueta
que tú le quieras dar. Pinta tu  vida de colores; armonía sostenida entre decir y visualizar; 
el silencio de tus pasos en la arena, serenidad mirando al cielo, abriendo los brazos, 
te atrapó el más dulce de los deseos; ahora los esculpes en terrnura y arrastras lo olvidado que ya es pasado.