viernes, 26 de septiembre de 2014

EMOCIONES DE SEDA





Recuerdas lo que me recitaste al oído,
esa canción que los dos cantamos de noche,
expresión que la atmósfera se mueve a nuestro ritmo.

El sonar de las gaviotas despertó tu mirada de encanto,
y la luna renovó tu pensamiento envuelto en emociones de seda.
El viento recuerda tu nombre en las hojas de otoño.

No quisiera olvidar esa voz, risa, melodía de tu ternura; una mirada
regocijando el tiempo, cimentando el lazo profundo, como
profundo es tu pasión de esperar.

Me deleitas con un abrazo, respiración de nuestro amor,
conversaremos de eso y más; siempre más, porque el interior
responde a nuestra telepatía de no negar un sentimiento,
arrastrando la alegría de tu compañía.


No hay comentarios: