viernes, 17 de octubre de 2014

Mujeres universalmente ocupadas (Tú)


Tú que estás leyendo.
Tú que caminas, esperando el bus, el metro, o conduciendo.
Tú que preparas el desayuno todas las mañanas (tengo sueño, se acabó el cereal)
Tú que llevas a tus hijos al colegio (vamos atrasados).
Tú que recibes mensajes de texto, para que no olvides pasar por el supermercado (WhatsApp, mejor).
Tú que lees ese libro apurada, que compraste la semana pasada (tengo demasiados esperando).
Tú que pones la ropa en la lavadora (que aburrimiento planchar, me duele la espalda).
Tú que discutes pequeñas cosas, que parecen más graves de lo que son (soy una exagerada, me paso películas).
Tú que caminas, mirando sin ver (mi mente está en otro lado, tengo tantas preocupaciones).
Tú la que no encuentras dónde estacionar tu auto (doy y doy vueltas, me conozco las calles como la palma de mi mano).
Tú que no tienes un minuto...
Tú que eres la heroína (casa, trabajo, marido/pareja/lo que sea... hijos, familia y amigos), (lo mejor es mi perro).
Tú que eres el alma que sostiene el edificio (familia).
Tú que sueñas, que amas, luchadora del tiempo, tesón a corazón abierto, guerrera de emociones.
Aquí, ahora, ya, detente. STOP.  
Llegó el momento, eres la heroína de tu ser.  Cuida y respeta tus momentos (aunque sean unos minutos).  El corazón tiene que latir para ti.
Y ya llegará tu destello a los demás (estoy como nueva).

No quiero comprar más ropa, lo que quiero comprar es tiempo, voy a empezar a tranzar en la bolsa de comercio... Encontré mi  fondo de inversión perfecto:  "Tiempo vanguardia real".