jueves, 4 de diciembre de 2014

ARCHIVOS DEL CORAZÓN




Detección ávida en la sonrisa del que está a tu lado,
ese parque explorando lo que siempre quieres encontrar.
Un GPS y caes al lugar equivocado,
no todo en la vida está determinado.
Tampoco con sensor anti estupidez.
Nos equivocamos, ¿cómo no?, errar es humano.
Nos equivocamos, hemos pasado angustia, desazón,
irritación, melancolía...al fin un día para archivarlo
en los expedientes del corazón

Nuestra antena anda dispersa y ,en la esquina
de la concordia, un pasajero irreverente que te
da una luz, sus ojos te miran profundamente,
no sabes de dónde viene, pero en lo interno
es una campana que anuncia que algo maravilloso
está a las puertas de la felicidad.

Los pasos apurados...
en el intento absoluto que todo tiene su tiempo,
en la espiga dorada, brillando el consuelo,
es tiempo de empezar de nuevo.


No hay comentarios: