martes, 17 de marzo de 2015

A LA DISTANCIA


Sentí esos pasos a la distancia,
el cielo de París recoge,
pasos,
adoquines dejando la sutileza del pasado,
las sillas en el café de la esquina evaporando la conversación,
siluetas retraídas en sus propios pensamientos,
el bus dobló rue Vavin.

Jardines de Luxemburgo en el sitial del esplendor,
esplendor de observar,
París entra en el corazón,
desata la gloria,
el río canta,
ahí van los escritos plasmados en cada rincón,
los artistas del tiempo regalando majestuosidad,
los puentes han visto pasar tu rostro mil veces,
y no se cansarán.