lunes, 1 de febrero de 2016

JEAN-ÉTIENNE LIOTARD, EXHIBICIÓN EN LA ROYAL ACADEMY DE LONDRES

Lady Ann Somerset, Condesa de Northampton
Una noche maravillosa de viernes, donde el cielo con matices de azules y unas cuantas nubes dibujando un zigzagueo en blanco, reflejan las luces de las calles en cada tienda, restaurant y Burlington Arcade; y al frente la gloriosa y magnífica entrada de la Royal Academy.  Aproveché de ir a uno de los últimos días de la exhibición del pintor Jean-Étienne Liotard, (1702-1789), nacido en Ginebra, Suiza,  y que ha sido uno de los pintores recientemente descubierto en el Reino Unido y otros lugares del orbe.  

Jean-Étienne Liotard fue pintor dedicado a retratar a las familias reales de Francia, Austria-Hungría y nobles del siglo XVIII.  Estudio arte en París y, luego comenzó su periplo por Turquía, donde en sus viajes adquirió el gusto por vestir vestimentas turcas, donde aparece en uno de sus auto retratos  en 1749.  Inició una estrecha amistad con aristócratas ingleses con los que compartió tiempo en Constantinopla.  Realizó la técnica del pastel que se refleja en sus bodegones y otras obras sobre la vida cotidiana  en Turquía.

Liotard retrató al Rey Luís XV de Francia  y a la  familia real, también como a muchos banqueros, políticos e influyentes personajes de la vida social europea.  Liotard era un pintor muy versátil, pasando del pastel al óleo, miniaturas y acuarela.  En los retratos logra captar la esencia de la persona en su mirada y en su piel, dando transparencia, donde hasta las venas son pintadas con una elegancia y fineza la cual proporciona a la obra una apreciación del retratado en una observación cautivante. Liotard absorbía las culturas de una manera inusual, dejando estampado su sello en cada pintura que realizaba

Liotard era un pintor meticuloso, el cual preparaba sus papeles inmaculadamente para ser puestos de base para su tela, donde usaba recurrentemente el celeste pálido y papel velo.

Jean-Étienne Liotard es considerado uno de los más grandes retratistas del siglo XVIII, del cual pocos en el mundo lo reconocen, ya que su obra está en manos de coleccionistas privados.  Ha sido un gran acierto de la Royal Academy regalarnos una exhibición de la envergadura de Jean-Étienne Liotard, donde los sentidos se pierden en una gama de colores, sensaciones y destrezas poco vistas.

Príncipe Charles Edward Stuart 1737





Sir William Ponsonby, vestido al estilo de la corte otomana1742

No hay comentarios: